LoPaisa.com - El Sitio Paisa -  Medellin Colombia
 
 
 
 
   

El santo .....y seña

Berraco es el colombianismo por excelencia; es el vocablo multifacético y polifuncional que no tiene nada qué ver con la alusión jamonesca que nadie quisiera para sí. En el uso popular en Colombia, la diversidad de sus acepciones va mucho más allá de la discrepancia del diccionario; califica por igual estados de ánimo opuestos (furia y entusiasmo), tamaños, velocidad, lo mejor y lo peor. Pero su significado primordial define esa especial identidad propias del colombiano y la colombiana.

Sí. Paradójicamente, berraco es el colombianismo y, a la vez, el colombiano (a). Y estos (as) no son personas como cualquiera otra. Son seres acostumbrados a hacer cosas increíbles, con el gusto de venir de una casta de Berracos. De aquellos como el paisa que vendía camellos en el desierto de Marruecos, el periodista que se ganó el Premio Nóbel de literatura o el ciclista que, comiendo panela, les ganó a los mejores del mundo.

Y si bien es cierto que unos cuantos de ellos (as) figuran constantemente en la algarabía calidoscópica de los medios masivos, la inmensa mayoría son anónimos, y ocultan su verdadera personalidad con el difraz de una vidita dizque normal. Disfraz fugaz que se diluye con una mirada detenida en él. Saben lo que son, aunque no lo reconozcan o no lo pregonen a los cuatro vientos. Saben que lo son, sino que a ratos se hacen los (as) locos (as). Allí están. En el lugar más inverosímil de la tierra, donde se mire hay uno o una, de cualquier tamaño, color, prdeesión, o estrato.

Y ese alguien es capaz de ser magistralmente bueno o malo por la sóla convicción de que las cosas, sean las que sean, hay que hacerlas bien (hasta castrar verracos si es del caso). Es capaz de conservar un humor a toda prueba, aún en las peores circunstancias. Capaz de una pasión inverosímil por todo, pasión que a menudo supera los límites de cualquier razón lógica. Amante de cualquier cosa que sea un desafío. (Por eso aquello de "Más colombiano que vos") Y en todo caso muy, muy trabajador. Ese es su orgullo. El nuestro.

Nadie quisiera ser llamado Verraco, pero en cambio todos los colombianos - y las colombianas- nos sentimos muy orgullosos si nos llaman "Berraco", "Berraca". Así, con B grande y mayúscula . Con toda seguridad si usted tiene esas características - no importa que no hay nacido en Colombia- es uno de ellos. Yo? dirá usted señalándose con un dedito entre inocente y sorprendido, mirando a lado y lado. Sí, usted. Y yo también.

Nuestro santo y seña no está en el diccionario pero ni falta que le hace: con él solito podemos escribir e ilustrar todo un diccio-loco . Aquí va una muestra y si usted conoce otras, no lo dude, enriquezca su vocabulario y el nuestro a la vez. Fotos e ilustraciones, siempre bienvenidas.

* Como un Berraco: Expresión comparativa que significa "Mucho".
* En pura Berraca: Rapidísimo, a toda velocidad. (Como anda Juan Pablo Montoya, el automovilista colombiano Campeón Mundial de la Fórmula Cart).
* Eso está muy berraco: Significa "Es muy difícil de hacer o de aceptar".
* Estoy berraco: Muy bravo.
* Estoy muy Berraco: Significa "Tal vez sea mejor que no se atreva a hablarme en este momento".
* Me emberraqué: Sinónimo de otro colombianismo: "me embejuqué" Me enojé.
* Me emberraqué: En otro sentido: Me entusiasmé y empecé a hacer las cosas ahora sí con ganas!
* Emberraquecerse: Curioso superlativo de "Emberracarse". Es justo el estado de ánimo previo a otros que ya son sólo calificables con lenguaje sucio.
* Emberraquecido: Supremamente Emberracado.
* Berracamente: Demasiadamente.
* Te quiero, te pienso berracamente: Te quiero, te pienso muchisísimo.
* Te detesto berracamente: lo mismo que arriba, pero al contrario.
* Trabajar, vagar, estudiar (o cualquier cosa) berracamente: hacerlo más allá de lo normal.
* Usted es un Berraco: Usted es un Berraco!! Este es uno de los mayores elogios, tal vez el mayor, que pueda recibir o dar un colombiano.
* Ese, esa, es un Berraquito (a): Esto es cuando la persona es una berraca y además de éso uno quiere referirse a élla como con ternura. Es una expresión, como la anterior, bastante motivadora para un colombiano; le causa mucha alegría.
* Berraquísimo!!: Buenísimo!!
* No tengo un Berraco Peso: Estoy muy pobre. No tengo ni un sólo centavo.
* Qué berraquera!: Algo maravilloso, extraordinario. Es una expresión supremamente (berracamente) utilizada.
* La Berraquera: Lo máximo, lo mejor.
* Un Berracote o una berracota: Un tipo, tipa o cosa demasiado grande.
* Misiá Berraca: Esta debe ser como una mítica versión a la colombiana de la Mujer Maravilla. Si élla no lo hace, no lo hace nadie: "Esto no lo hace ni Misiá Berraca". También, algunos llaman así a sus esposas, cuando estas son muy temibles.
* Ni por el Berraco: Por ninguna razón.
* Estoy llevado del Berraco: Estoy en muy mala situación.
Tomado de http://www.berraco.com/