YouTube
Facebook

MEDELLIN, LAS DIEZ CLAVES


Qué hace que los paisas, a pesar de afrontar las mismas dificultades de otros colombianos, tengan una de las más acogedoras y modernas ciudades del país?

He aquí algunas de las respuestas.

Por Alfonso Parra Bustillo
Medellín es un vividero envidiable. A esa conclusión inevitablemente se llega después de pasar una semana entre los paisas, recorrer su ciudad, visitar sus centros culturales, conocer los sorprendentes éxitos logrados en el campo de la investigación científica y el alto desempeño de sus universidades. También, todo ello se refleja al transitar por sus calles limpias, sin huecos y arborizadas, al admirar la belleza de sus mujeres, disfrutar de los amplios y acogedores centros comerciales, o apreciar el interesante trabajo de recuperación del centro de la ciudad y de sus edificios públicos. Medellín, a pesar de haberle visto tan de cerca la cara a la muerte y de vivir aún en medio de muchos problemas, sigue teniendo en los paisas -como lo dice la manida frase de cajón- gente entusiasta y emprendedora. Eso sí, si de algo están conscientes los paisas es de que no deben dormirse en los laureles de un regionalismo equivocado. Por el contrario, ahora, más que nunca saben que para proyectarse al siglo XXI y llegar al año 2020 como la mejor esquina de América -propuesta fundamental de su Plan Estratégico de Desarrollo- deben forjar un nuevo concepto de antioqueñidad, con lo mejor de su arraigado sentido de pertenencia, pero con una visión integrada a la globalización internacional. La Revista Diners visitó la ciudad y presenta un panorama de diez de las “claves” que hacen que los demás colombianos sintamos por Medellín envidia, de la buena.

1 – Antioquia, la mejor esquina de América.

En un país donde todo cambio de gobernante trae casi siempre implícito cambios abruptos de los programas de gobierno, los paisas entendieron que el futuro es con planeación a largo plazo. Por eso, pretenden que aunque cada alcalde o gobernador de ahora en adelante vaya a marcar durante su gestión énfasis particulares de acuerdo con sus convicciones, se mueva siempre dentro de unas líneas estratégicas definidas. Bajo la articulación del Instituto para el Desarrollo de Antioquia cuyo secretario ejecutivo es el ex ministro Gilberto Echeverri Mejía, los sectores público y privado, luego de identificar objetivos comunes, están trabajando en un plan de desarrollo para el departamento que tiene como norte el año 2020. Todo, basado en un análisis objetivo de potencialidades y carencias. Un modelo de proyecto colectivo de identidad regional, que ya despertó el interés de las administraciones de Armenia, Cali, Pereira y algunos departamentos de la costa atlántica.

2. Las universidades, semilleros de investigadores.

Estaría interesado como alumno de sistemas o de derecho, en estudiar, además de sus materias, programas de música o literatura? Esta tendencia de formar profesionales integrales gracias a la posibilidad de que el estudiante articule su carrera de acuerdo con sus intereses, viene haciendo de Eafit una institución modelo, más allá de su perfil inicial de institución administrativa y tecnológica. Recientemente inauguró una nueva biblioteca, una de las más modernas de Latinoamérica. Otro de los sellos especiales de las universidades paisas lo constituye la investigación, algo en lo que la de Antioquia es número uno en el ámbito nacional con 480 proyectos registrados ante Colciencias.

Muchos de ellos se realizan en zonas “rojas” como Urabá o el Magdalena Medio. Con 4.000, se convierte en la primera universidad del país en puntos de ingreso a Internet Este mes, las universidades de Medellín inauguran el primer canal de televisión universitario colombiano. Es muy interesante también el trabajo de centros educativos del prestigio de la Bolivariana o la Nacional.

3. La eficiencia de las Empresas Públicas de Medellín.

Medellín tiene la empresa de prestación de servicios públicos más eficiente de Latinoamérica: alcantarillado, acueducto (es el agua de mejor calidad del país), energía, distribución de gas combustible y telecomunicaciones, lo que la hace única en su género. Su cobertura de 98%, de la que se benefician 2’900.000 habitantes con calidad, oportunidad y eficiencia, incluye todo el valle de Aburrá. Como un valor agregado, el cobro de todos estos servicios llega en una sola factura. Adicionalmente, las EEPPM venden servicios, de manera independiente o en asocio con empresas locales, en Bogotá, el Valle y Manizales. En la actualidad trabajan en el saneamiento del río Medellín y hacia el 2002 sus inversiones superarán los 1.500 millones de dólares.

4. El metro, orgullo de los paisas.

Antes que el metro de Medellín entrara en operación, una mujer que vivía en las comunas y que tenía que llegar a las siete de la mañana a trabajar, debía tomar entre dos y tres buses y levantarse a las cuatro de la mañana para arribar con puntualidad. Ahora, con sólo bajar a la estación más próxima, en cerca de diez minutos está en su sitio de trabajo. Esto, gracias al tren metropolitano donde todos los antioqueños sin distingo de edades o clases sociales se mezclan a diario y que ellos cuidan como una tacita de plata: el metro es limpio, ordenado, nadie grita, nadie roba, nadie come. Todo funciona con precisión matemática. Por eso, si viaja a Medellín, no dude en tomar el metro: una lección de civismo y calidad de vida de vez en cuando nunca sobra.

5. Medellín, capital científica.

La capital antioqueña se ha convertido en el centro por excelencia de la investigación en salud en el país, algo que le reconocen autoridades mundiales en la materia. Las primeras operaciones de trasplante de corazón y de pulmón en el país se realizaron en la Clínica Cardiovascular Santa María, que hoy avanza con éxito en la detección de una bacteria que prevendrá taponamientos de las arterias cardiovasculares y se convertirá en antibiótico. En el Centro de Investigaciones Biológicas, pionero en estudios de microbiología y micropatología, se descubrió la bacteria capaz de producir una toxina 300 veces más potente que cualquier pesticida, la cual fue bautizada por el Instituto Louis Pasteur de Francia como Bacillus thuringiensts Medellín. A ellos se suma el intenso trabajo de auténticas instituciones como el Hospital San Vicente de Paúl (uno de los más activos de América en trasplantes renales, pulmonares, de médula e hígado, entre otras actividades); la del Instituto Antioqueño de Reproducción, la de los neurólogos que encontraron el gen que produce el Alzheimer precoz o la de los ginecobstetras que se especializaron en salvar la vida de los bebés en el útero materno.

6. El periodismo paisa, en sintonía con su ciudad.

Un diario y un semanario “mandan la parada” en cuanto a las preferencias de los lectores. El Colombiano, baluarte de la antioqueñidad gracias a la tradición que le dan sus 86 años, bajo la dirección de Ana Mercedes Gómez ha enfilado todas sus baterías a conquistar las nuevas generaciones que tratan de sentirse interpretadas. Por eso, sin perder su esencia, le han apostado a “universalizar al antioqueño”, mostrándole el mundo y la modernidad, para lo cual han buscado ser cada vez más ágiles tanto en sus contenidos como en su forma, dando énfasis a la parte gráfica. La Hoja, por su parte, de circulación semanal desde febrero pasado, se ha constituido en un fenómeno editorial. Nacida en 1992, en plena época de las bombas de Pablo Escobar, logró abrir un espacio desde el cual analizar la ciudad a través de una aproximación a la gente con el lenguaje de su vida diaria. “Queremos reivindicar la palabra y que se sienta el interés por leer un periodismo que no esté atado a la coyuntura. Es el desafío de mirar la ciudad que no se ve a primera vista”, dice Héctor Rincón, su director.

7. Una cultura empresarial diferente.

Que la formación del empresario antioqueño es especial lo comprueba el exitoso fenómeno del Grupo Empresarial Antioqueño -conocido anteriormente como Sindicato Antioqueño- que ahora le ha apostado a la internacionalización de sus actividades, a través de socios que le aporten no sólo capital sino tecnología y capacidad de innovación. Teniendo como eje a Proantioquia y con la ayuda de las universidades, los paisas le conceden una importancia decisiva al capital humano. Buscan que el ejecutivo del siglo XXI tenga un perfil con énfasis en la negociación, que domine por lo menos un idioma extranjero, que pueda desenvolverse con propiedad en los escenarios del mundo, que sepa de geopolítica. Pero también, que pueda tomar un taxi en Shangai. Nueva York o Tokio, y que sepa qué puerto le conviene más entre Buenaventura o Cartagena. Además, quieren acabar con la “doctoritis” por la cual muchos jóvenes quieren estudiar sólo carreras que otorgan el título de doctor, sin evaluar las carreras que otorgan el título de doctor, sin evaluar las necesidades de profesionales de la región.

8. Una ciudad agradable y moderna.

Medellín ha sido ejemplo de civismo y organización para otras ciudades. No en vano, la administración de Bogotá está analizando la posibilidad de implantar medidas que han sido exitosas allí como la de impedir el acceso de carros particulares al centro de la ciudad con un solo pasajero, o la de crear zonas especiales para tomar los taxis. Vale la pena destacar los programas de recuperación del río Medellín del Instituto Mi Río, el trabajo permanente en mantenimiento vial y en arborización (que ha tenido resultados concretos como por ejemplo el regreso de tres especies de aves que se habían desaparecido), y la restauración de edificios públicos como el del Ferrocarril, el Paraninfo de la Universidad de Antioquia, la iglesia de la Candelaria y el Palacio Rafael Uribe Uribe, entre otros. Además, la reubicación de los vendedores ambulantes a través de un interesante proceso de diseño que los involucró en la construcción del centro comercial donde se establecerán.

9. Medellín, capital de la moda.

Un prestigio que ha ganado no sólo por Ia tradición y calidad de su industria textil, sino por el turismo de compras que genera especialmente a través de sus centros comerciales. El motor de Inexmoda, la fundación que busca hacer competitiva esta industria en Colombia y en el exterior, tiene como actividades principales su propuesta anual de tendencias; el Street Vision (estudio que analiza la moda de la gente en la calle); Colombiatex (feria de materias primas, catalogada como la mejor de Latinoamérica), y Colombiamoda (feria de pasarela que se encuentra en el calendario internacional de eventos de moda y que este año tendrá a Oscar de la Renta). Los centros comerciales -además de ser puntos de encuentro de los paisas y sus familias- tienen una amplia variedad de almacenes. Dos veces al año realizan promociones especiales a través de un evento denominado “Medellín es una ganga” en el que participan Oviedo, San Diego, Unicentro, Camino Real, Monterrey y Villanueva. Se espera con expectativa la próxima apertura del nuevo centro comercial, El Tesoro.

10. Medellín, capital multicultural.

“La ciudad de la eterna primavera” tiene una intensa actividad cultural no sólo en sus grandes salas sino en sus barrios. Uno de los proyectos culturales más destacados es “Ciudad Botero”, del Museo de Antioquia, que contempla el cambio de sede del mismo al antiguo Palacio Municipal, con un aumento de 7.000 metros, y donde estará toda la historia del arte antioqueño. Allí se recibirán en julio del año entrante 64 nuevas obras que el maestro Botero donó a la ciudad. Como complemento perfecto, la plazoleta que recibirá las diez esculturas monumentales del maestro, es un gran espacio ubicado entre el antiguo Palacio y la antigua sede de la Gobernación. Vale la pena destacar, además, el trabajo intenso de entidades y eventos como el Teatro Pablo Tobón Uribe, el Ballet Folklórico de Antioquia, el Festival Internacional de Poesía, el Centro Colombo-Americano, la Biblioteca Piloto y la Casa Museo del maestro Pedro Nel Gómez.

Tomado de la Revista Diners No. 352, julio de 1999

Leave a Reply