YouTube
Facebook

-PAÍS VASCO, ORIGEN DE MUCHOS APELLIDOS DE ANTIOQUIA

Mapa del País Vasco, las dos islas que se ven arriba, al lado del recuadro, son Irlanda e Inglaterra

Del país Vasco, importante región de España, provienen muchos de los apellidos mas comunes en Antioquia, por ejemplo: Aguirre, Alzate, Arbeláez, Aristizábal, Arteaga, Arroyave, Arrubla, Atehortúa, Castañeda, Chavarriaga, Echavarría, Echeverri, Elejalde, Gaviria, Isaza, Londoño, Marulanda, Mondragón, Montoya, Ochoa, Orozco, Ospina, Ossa, Palacio, Saldarriaga, Taborda, Upegui, Uribe, Urreta, Zabala, Zuloaga, etc..

.

LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA DEL PAÍS VASCO
El País Vasco está situado en el Norte de España. Tiene 7261 Km cuadrados y 2159701 habitantes. Constituye una comunidad autónoma, cuya capital es Vitoria, y comprende las provincias de Alava, Bizkaia y Gipuzkoa.

Geografía física

El relieve del País Vasco es un complejo de montes y valles en el que cabe distinguir dos grandes unidades: las montañas costeras, formadas por las sierras de Gorbea, Aitzgorri y Aralar con cumbres de 1500m, que separan las tierras litorales de las continentales, y un llano interior, la Llanada de Vitoria, que está separado del valle del Ebro por los montes de Vitoria. Aquí la foto de un paisaje típico del país vasco:
Un hermoso valle del País Vasco
La red fluvial se organiza en dos vertientes. En la atlántica hay numerosos rios, cortos pero caudalosos (Nervión-Ibaizabal, Deva, Urumea, Bidasoa). En la ibérica sólo destaca el Zadorra-Urquiola.

El clima regional es templado-húmedo, distinguiendose el del litoral oceánico, más suave y de lluvias abundantes y regulares, y el del interior, cuyos contrastes térmicos son mayores.

Población y economía

Después de un fuerte crecimiento poblacional entre los años 1950-1970, fomentado por un desarrollo económico que atrajo numerosa mano de obra, la crisis económica de los años 70 significó un notable freno demográfico para el País Vasco. Así, entre 1970-1990, la población vasca sólo ha aumentado un 15.6%, por debajo de la media nacional (17.1%). Dos factores han incidido en este cambio de tendencia: por un lado, el freno inmigratorio, provocado por la dificil situación económica y política; y por otro, la reducción de las tasas de natalidad, que en la actualidad se sitúan en un 8.9% (frente al 10.8% de la media nacional). A pesar de todo, el País Vasco sigue siendo una de las zonas más densamente pobladas del territorio español.

El País Vasco es la comunidad con un mayor peso del sector secundario dentro de la población activa (46%). La industria vasca se concentra en la ría de Bilbao, los valles de Gipuzkoa y Alava. Al tradicional desarrollo siderúrgico y naval hay que añadir la proliferación de la industria mecánica y de consumo, altamente modernizada.

El sector terciario (50% de la población activa), se caracteriza por su diversificación y dinamismo: tiene en el turismo un subsector que, aunque modesto, posee una gran tradición, al ser San Sebastián y sus playas cercanas centros pioneros del turismo en España.

Finalmente, el sector primario tiene escasa importancia (4% de la población activa), destacando sus actividades ganaderas y pesqueras.

.

PAÍS VASCO, UNA HISTORIA VIVA
La historia es, junto con la lengua, uno de los elementos fundamentales para conocer la idiosincrasia de los pueblos. Por lo que respecta a Euskadi, si su milenaria lengua, el euskera, tiene unas características sin parangón en todas las habladas en el continente europeo, no es menos cierto que la historia ha influido de forma decisiva a la hora de conformar la especificidad vasca..

Al pueblo vasco le distingue la circunstancia de ocupar desde la Prehistoria el mismo territorio. Pero además, su ubicación en un punto estratégico del Pirineo ha convertido al País Vasco en tierra de paso para innumerables pueblos procedentes del Norte y del Sur. Ambas circunstancias han configurado el carácter del vasco actual: celoso de su historia, pero abierto a las novedades.

Producto de esa Historia, son sus instituciones, vigentes durante siglos y que sirven de modelo y referencia de las que existen actualmente en el pais. Y legado de los tiempos pasados es el conjunto del rico patrimonio artístico y monumental que puede encontrarse en cualquier rincón de Euskadi.

Los primitivos habitantes de la Provincia de Guipúzcoa son los antiguos eúscaros, caristos ó várdulos. Ignórase cuál es el origen de la palabra ó voz Guipúzcoa; en documentos del siglo XI se lee Ipúzcoa; en la Crónica general de Alfonso el Sabio, Lipúzcoa. Algunos le dan la significación de pozo de verdad, y otros la derivan del vocablo Guiena, de Francia. Para el siglo XII eran los guipuzcoanos, como los vizcaínos, marineros de gran fama; se habían dedicado al comercio, á la navegación y á la pesca, y en la de la ballena y en el curtido de pieles se ocupaban la mayor parte de los pobladores del litoral.

En el siglo XIII, seguía prosperando en Guipúzcoa el comercio, y las numerosas naves guipuzcoanas se dirigían á los puertos de Francia, Inglaterra, Países Bajos, Galicia, Portugal, Andalucía y Cataluña; por los puertos de San Sebastián y Deva se exportaban las lanas de Castilla y se importaban artículos del extranjero con destino á Castilla, León, y Navarra. Las escuadras navales de Guipúzcoa, Vizcaya y Santander recorrían los mares del Norte y el Atlántico y hacían gran concurrencia al comercio inglés. Así Vascongados é ingleses llegaron a ser rivales en los mares, se tomaban mutuamente barcos, y aquéllos ocasionaban grandes pérdidas al comercio de Bayona, entonces el poder en Inglaterra. En 1350, los guipuzcoanos pertrecharon una gran escuadra y se presentaron en los mares de Inglaterra resueltos á destruir la marina de esta nación, y tanto terror infundieron en los ingleses que su rey apeló á los arzobispos de Cantorbery y York pidiéndoles procesiones y rezos para impetrar la ayuda divina. El mismo rey Eduardo III se puso al frente de las Escuadras, y en 29 de agosto libróse combate en las aguas de Rye ó Winchelsea, con grave daño de ambas partes. Al año siguiente se celebraron treguas de 20 años por mar y tierra, consignándose, entre otras cosas, que castilla y Vizcaya, en los que se comprendía Guipúzcoa, podían pescar libremente en los puertos de Inglaterra pagando los derechos acostumbrados á los señores del país. Merced á esta paz, los comerciantes de Guipúzcoa pudieron tener establecimientos y factorías en La Rochela y otros puntos de las costas de Francia pertenecientes a los ingleses. Sin embargo, las hostilidades no tardaron muchos años en renovarse.

.

REGIONES Y CIUDADES DEL PAÍS VASCO
El País Vasco está constituido por tres provincias: Alava, cuya capital es Vitoria-Gasteiz; Guipúzcoa cuya capital es San Sebastian/ Donostia; y Vizcaya, cuya capital es Bilbao.

Esta bellísima comunidad comprende un territorio reducido y muy poblado, con actividades industriales, pesqueras y comerciales muy activas. Sus paisajes con sierras de escasa altitud que sirven de linea divisoria entre los rios de la cuenca cantábrica, ofrecen matices de verdes bellisimos. Estos rios, cortos y bravos, con frecuentes cascadas cerca de su nacimiento, y los de la cuenca del Mediterraneo, con cursos fluviales largos que vierten al Ebro, separan a su vez los dos tipos de clima de que goza la región; el atlantico y el mediterráneo continental.

El litoral cantábrico es abrupto y de clima atlántico con su típico “txirimiri”, o lluvia muy fina, y temperaturas moderadas que van acontinentalizandose hacia el sur, en la comarca de la Rioja alavesa. A pesar de ser un territorio de gran desarrollo industrial, aún conserva auténticos paraisos naturales, como los parques naturales de Valderejo y Urkiola, de evocador paisaje y la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, mágico enclave en torno a la ria de Guernica.

Viajar a través del Pais Vasco conlleva atravesar diversos puertos de montaña con un paisaje impresionante. Y es precisamente éste uno de sus extraordinarios atractivos, practicar en estos parajes el senderismo, rutas a caballo, o deportes relacionados con la montaña.

Su singular historia ha conformado el específico carácter del pais Vasco, desde el misterio que envuelve sus origenes, hasta su conversión en uno de los motores económicos de la peninsula a raiz del desarrollo industrial del siglo XIX.

La riqueza de su cultura tradicional deriva de su situación estratégica desde donde los intrépidos marineros vascos alcanzaron las lejanas costas de Terranova y Groenlandia; esta situación permitió el asentamiento de distintos pueblos, aunque con distinto grado de penetración, pues la romanización fué un fenómeno que se dió casi exclusivamente en su parte meridional.

Durante la Edad Media fue paso obligado del Camino de Santiago, lo que le proporcionó un gran esplendor cultural y monumental. Producto de su historia son tambien sus instituciones de gobierno, vigentes durante siglos, y que perduran hasta nuestros dias.Y su lengua propia, el euskera, la única léngua no románica de la península y probablemente la mas antigua del continuente europeo.

El Pais Vasco posee un folklore muy peculiar, que se manifiesta en sus fiestas populares, así como en sus deportes totalmente autoctónos, como el conocido juego de Pelota Vasca. Su cocina, de las de más reputación en la península, es célebre por su riqueza y variedad, destacando como platos típicos las cocochas de merluza, el marmitaco y otras recetas extraordinarias de pescados y mariscos.

Las ciudades:

San Sebastián
La arístocrática ciudad costera que ya desde el siglo pasado fue famosa como noble lugar de veraneo, sigue conservando su atmósfera cosmopolita y exclusiva. Su bellisima arquitectura y sus excelentes playas aún hoy la convierten en destino de vacaciones privilegiado.

Bilbao
La mayor ciudad de la región y centro industrial y comercial de primer orden, tiene un bello casco antiguo donde destaca fundamentalmente su catedral gótica.

Vitoria – Gasteiz
La capital de Euskadi es una bella ciudad, tranquila, límpia y cuidada, con un bello casco antiguo muy bien conservado. Su activa vida cultural ha alcanzado gran reputación con festivales internacionales de gran importancia.

.

LOS VIKINGOS EN ESPAÑA
La primera expedición que llegó a la Península Ibérica fue bastante nutrida, a juzgar por las bajas que fueron dejando. En el 844, después de pasar por las costas de Asturias y Galicia, (Jakobusland, Tierra de Santiago), donde fueron repelidos por los hombres de Ramiro I, continuaron su viaje costero hacia el sur, ya en los dominios de Al-Andalus, llegando hasta Lisboa y después a Sevilla, a la que saquearon después de destruir sus murallas y antes de que llegasen las tropas musulmanas de Abderramán II desde Córdoba, capital del emirato omeya. Los vikingos perdieron 500 hombres y 4 barcos; fueron seguidos y nuevamente vencidos, cogiéndose muchos prisioneros, que fueron ejecutados, y 30 barcos más, que fueron quemados. No debieron regresar los supervivientes muy contentos de su encuentro con aquellos blamenn (hombres negros), como ellos llamaban a los sarracenos.

La segunda expedición debió estar muy bien planeada desde el principio, ya que duró 3 años, desde el 859 al 862. Esta es la más larga campaña de saqueo conocida y fue protagonizada por los jarls Bjorn “Costilla de Hierro” y Hastein. Las costas gallegas, portuguesas y andaluzas volvieron a ser testigos del paso de los vikingos daneses, pero esta vez se adentraron por el Mediterráneo, haciendo que los habitantes de las islas Baleares, habituadas a lo largo de su historia a todo tipo de piratas meridionales, conocieran también el terror nórdico. Remontando el río Ebro y algunos de sus afluentes, llegaron a Pamplona, donde secuestraron al rey de Navarra, García Iñiguez, por el que consiguieron un buen rescate. Invernaron en la zona francesa de la Camargue y continuaron después hasta la ciudad italiana, ahora inexistente, de Luna, que, posiblemente confundieron con Roma. En el viaje de vuelta, ya habían perdido más de la mitad de los barcos.

Las siguientes expediciones se realizaron en distintas oleadas entre 966 y 971, y estaban compuestas por daneses procedentes de Normandía, donde habían ayudado al rey Ricardo Sin Miedo a luchar contra los franceses. La más importante fue la del 968, con 100 barcos y unos 8.000 hombres, al mando del jarl Gundraed, en tiempos en que los nobles del reino cristiano se desentendieron entre ellos y los vikingos estuvieron durante dos años saqueando una y otra vez las costas gallegas, llegando en el 970 a tomar la ciudad de Santiago de Compostela. Pero tal vez se confiaron demasiado ante tanta facilidad, y fueron echados tras sufrir muchas bajas.

La siguiente incursión se atribuye nada menos que a Olav Haraldsson, que más tarde sería rey de Noruega, cristianizaría su país a la fuerza y llegaría a ser canonizado. Tal vez se le santificó tan rápidamente por haber sido toda su vida el prototipo del guerrero vikingo y, por lo tanto, un héroe a imitar por los demás; parece ser que hizo suficientes méritos como para que la Iglesia de Roma le perdonara todas las tropelías y crueldades cometidas previamente contra los cristianos, laicos y religiosos, desde que participó en su primera expedición de saqueo a la edad de 12 años.

No hay una crónica tan completa como las de los anteriores viajes, pero en la época que se sabe que recorrió las costas francesa y españolas, la ciudad gallega de Tuy fue incendiada, saqueada y su obispo secuestrado. Posiblemente siguió hacia el sur, como sus correligionarios anteriores habían hecho, pero no hay indicios de que hiciese más saqueos. Su biografía sólo cuenta que alguien de aspecto majestuoso le indicó en un sueño que se volviese a su país porque allí reinaría eternamente. No le faltó razón al individuo del sueño, fuera quien fuese, ya que Olav llegaría a ser el santo patrón de Noruega, poniéndose además infinidad de iglesias bajo su advocación por todo el norte europeo, desde Inglaterra a Rusia.

Hubo otras incursiones posteriores, ya entrados en el siglo XII, que se atribuyen a los habitantes de las islas Orcadas, que continuaron con esta forma de vida cuando los demás ya la habían abandonado, y a los noruegos del rey Sigurd, que iban a las cruzadas y no debían saber que los habitantes del norte de España era cristianos como ellos.

.

LOS MOROS: HERENCIA ARABE EN ESPAÑA
La siguiente información fue recogida del web www.caracol.com.co el día 9 de Septiembre de 1999:

A partir del siglo VIII D.C. y durante casi 5 siglos, los moros gobernaron grandes territorios de la Europa meridional incluyendo España, en donde los españoles de tez clara y moros de tez oscura se mezclaron dando origen a españoles de tez morena. No obstante, ciertos aristócratas españoles no se asociaron con los moros sino que se les permitió vivir sin ser molestados en las montañas de Castilla donde evitaron exponerse al sol para conservar su tez blanca y mantenerse a parte de los invasores extranjeros. Como consecuencia su piel se torno muy pálida en donde las venas se traslucían de un color azul intenso. Por eso se les llamaba a los castellanos de clase alta como los de sangre azul. Cuando los ingleses se enteraron de ello, decidieron aplicar el mismo termino a su propia aristocracia.

En la sorpredente ciudad de Córdoba en España se pueden visitar muchas edificaciones construidas hace mas de 1,000 años por los moros. Igualmente, en Córdoba se encuentran hermosas mujeres de origen Español-Moro, otro atractivo mas para visitar a la ciudad de Córdoba.

Leave a Reply